Amor En Navidad
Zoom   
Amor En Navidad
Published:
11/18/2010
Format:
Perfect Bound Softcover
Pages:
246
Size:
6x9
ISBN:
978-1-61764-321-7
Print Type:
B/W
Ricardo y Lucía Enríquez conforman un matrimonio de doce años de casados. Un matrimonio bien constituido, dos hijos, una vida llena de lujos… Pero de pronto, un pasado oscuro vuelve, sediento de venganza, que unido a un presente prometedor, se transformará en un futuro incierto.
PREPARANDO LA NAVIDAD Nevaba . . . Las calles estaban abarrotadas de gente, entrando y saliendo de los negocios, haciendo las compras de Navidad de último momento. Lucía entró a la juguetería y buscó regalos para los chicos. Lo vio ahí . . . Parado, alto, corpulento, de cabello cobrizo alborotado, también estaba buscando regalos; parecía muy indeciso, se consoló pensando que no era la única. Siguió buscando y sus miradas se cruzaron. El le sonrió y ella bajó la mirada sonrojándose. Luego de tanto buscar, se decidió por una computadora portátil para Nicole y una bicicleta para Andrés; siguió buscando regalos para sus sobrinos. Tenía tres, Alicia y Tommy, hijos de su recientemente fallecido hermano Leonardo y Leandro, hijo de Javier, hermano de Ricardo, su marido. Estaba indecisa, no sabía que comprarles. Finalmente, se decidió por libros de cuentos, algunos CDs de música, juegos para la computadora y para la playstation. Pensó que eran perfectos. Ahí fue cuando lo vio otra vez, ensimismado en su búsqueda. Sus ojos se volvieron a encontrar, desvío la mirada. Se sentía perturbada y no sabía porque. Luego de la trágica muerte automovilística de su hermano unos meses atrás, sus padres, su hermana, sus suegros, sus cuñados se reunirían todos juntos otra vez a pasar las fiestas. Su cuñada Stella, esposa de su hermano, no quería ir pero Lucía la convenció de pasar un tiempo en su residencia. Al darse cuenta de la hora fue a la caja y pagó por los regalos. Al salir tan apurada tropezó y chocó con aquel extraño de cabello cobrizo, casi se muere de la verg enza cuando levantó la vista y lo vio sonriéndole. Al tropezar se le rompió el taco de la bota y rengueaba de un pie; así fue cuando él disculpándose, la ayudó con los paquetes y le preguntó si quería que la llevara hasta su casa, pero ella se negó rotundamente, le dijo que tenía el auto estacionado a pocas cuadra. De todas formas él se ofreció a ayudarla pese a su negativa. No hubo tiempo de presentaciones, casi ni se dirigieron la palabra. Fueron juntos hasta el auto de Lucía, abrió el baúl y guardó los regalos, agradeció su ayuda y sin más, se fue a toda prisa, pues quería llegar a casa temprano. El camino de regreso se hizo interminable, el tráfico era insoportable a esa hora de la noche; trató de llamar a la casa, pero no tenía señal en su móvil, cuando consiguió comunicarse, Felicia, el ama de llaves, le dijo que el Sr. Ricardo no había llegado todavía. No podía sacarse a ese extraño de la cabeza. ¡Esos ojos grises! No debía pensar. No quería. Cuando llegó a la casa, los chicos corrieron hacia ella con sus brazos abiertos contándole de su día escolar y las cosas que habían hecho. Eran las ocho y media de la noche, cuando el teléfono sonó. Era Ricardo, avisando que llegaría tarde, que no vendría a cenar. Resignada y de mal humor, Lucia se fue a dormir sin comer, ayudó a los niños a acostarse, apagando las luces a su paso y quedándose dormida leyendo.
Nacida en el seno de una familia judía de clase media, creció en la casa de sus abuelos paternos junto a su hermana menor, donde jugaba junto a ella y a sus primos. Tuvo una infancia feliz, con muy bellos recuerdos. Su padre era obrero de una fábrica textil, su madre ama de casa. Sin haber finalizado sus estudios secundarios, su tío materno le dio trabajo y, así de esa forma ayudó a sus padres a salir adelante. Se casó y tiene actualmente 22 años de casada y cuatro hijos, de los cuales Natalie, su tercera hija nació en Israel. Luego de un accidente que sufriera su esposo, decidieron volver a su patria natal. Su pasión por la lectura y la de impulsar a sus hijas a leer y escribir el idioma madre, ya que solo hablaban el hebreo, la llevó a querer escribir. Luego de mucho tiempo decidió que era el momento propicio para hacerlo y asi fue como, con la ayuda de su familia lo hizo realidad.
 
 


Buy This Book
Perfect Bound Softcover
Price $19.95
Share Print E-mail
 
facebook   twitter   Website